Power Day: Volkswagen presenta su hoja de ruta tecnológica en materia de baterías y carga hasta 2030

  • La celda unificada y las sinergias reducen los costes de las baterías
  • Seis gigafactorías con una capacidad de producción total de 240 GWh garantizan el suministro de baterías siguiendo el modelo colaborativo
  • “Northvolt Ett”, en Skellefteå (Suecia), se ampliará hasta los 40 GWh
  • Salzgitter tiene prevista una segunda gigafactoría con una capacidad de producción de 40 GWh
  • Integración de la cadena de valor: se intensificará la colaboración con los proveedores para reciclar hasta el 95% de las materias primas
  • 000 puntos de carga rápida: el tamaño de la red europea se multiplicará por cinco con socios colaboradores
  • Ecosistema energético: la gestión de la energía se convertirá en un nuevo sector de negocio
  • Se están buscando inversiones escalonadas con socios colaboradores para mantener los objetivos financieros estratégicos
  • “Nuestro objetivo es reducir el coste y la complejidad de la batería y, al mismo tiempo, incrementar su autonomía y su rendimiento”, dijo Thomas Schmall, responsable de Tecnología del Comité Ejecutivo del Grupo Volkswagen. “Esto hará que la movilidad eléctrica sea finalmente asequible y se convierta en la tecnología de propulsión dominante”.

VOLKSWAGEN GROUP POWER DAY

Wolfsburg, 15 de marzo de 2021 El Grupo Volkswagen ha presentado su hoja de ruta tecnológica en materia de baterías y carga hasta 2030 durante su primer Power Day. El objetivo de la hoja de ruta es reducir significativamente la complejidad y el coste de las baterías para hacer que los coches eléctricos sean atractivos y viables para el máximo número de personas. Al mismo tiempo, el Grupo tiene por prioridad garantizarse el suministro de celdas de batería más allá de 2025. Solo en Europa, se construirán seis gigafactorías con una capacidad de producción de 240 GWh antes de que acabe la década. Volkswagen también está promoviendo de forma vigorosa la expansión de la red pública global de carga rápida. Con este objetivo en mente, ha acordado distintas colaboraciones en Europa con las compañías eléctricas BP (Gran Bretaña), Iberdrola (España) y Enel (Italia).

«Para nosotros, la movilidad eléctrica ha pasado a formar parte de nuestro negocio principal. Actualmente, estamos integrando de forma sistemática etapas adicionales de la cadena de valor. Nos hemos asegurado una “pole position” a largo plazo en la carrera por conseguir la mejor batería y la mejor experiencia de cliente de la era de movilidad sin emisiones”, dice Herbert Diess, presidente del Comité Ejecutivo del Grupo Volkswagen. La responsabilidad multimarca por esta hoja de ruta tecnológica recaerá en Volkswagen Group Components, dirigida por Thomas Schmall, responsable de Tecnología del Comité Ejecutivo del Grupo Volkswagen, y consejero delegado de Volkswagen Group Components.

Volkswagen apunta a un incremento sustancial de la producción de celdas en Europa

El Grupo sigue adelante a toda velocidad con el desarrollo de las capacidades productivas en Europa, con el objetivo de dar respuesta a la creciente demanda de celdas de batería. “Junto con nuestros socios, queremos tener un total de seis fábricas de celdas en funcionamiento en Europa en 2030, garantizando así la seguridad del suministro”, explica Thomas Schmall. Se espera que, cuando estén acabadas, las nuevas fábricas produzcan celdas con un valor energético total de 240 GWh anuales. Por lo tanto, Volkswagen está contribuyendo activamente al cumplimiento de los objetivos del Pacto Verde de la Unión europea. Las dos primeras fábricas operarán en la ciudad sueca de Skellefteå y en Salzgitter. En respuesta al incremento de la demanda, Volkswagen ha decidido reenfocar el plan de producción de celdas anterior, y concentrar la producción de sus celdas premium en la gigafactoría sueca de “Northvolt Ett”, en Skellefteå, en colaboración con Northvolt. La producción de estas celdas comenzará en 2023, y se ampliará gradualmente hasta llegar a una capacidad anual de 40 GWh.

La gigafactoría que Volkswagen opera actualmente en Salzgitter producirá la celda unificada para el segmento de alto volumen a partir de 2025, y desarrollará innovaciones en materia de proceso, diseño y química. También se prevé que Salzgitter alcance una capacidad de producción de 40 GWh anuales.

Este reenfoque permitirá desarrollar economías de escala mejoradas y reducirá la complejidad de la producción. Ambas gigafactorías estarán alimentadas con electricidad procedente de fuentes renovables. Actualmente, se están estudiando emplazamientos y socios potenciales para el resto de fábricas.

La nueva celda unificada supondrá enormes ahorros de costes a partir de 2023

Volkswagen se está esforzando en realizar avances significativos en el sistema de baterías, incluidos el conjunto de sus componentes y la propia celda. “Nuestro objetivo es reducir el coste y la complejidad de la batería y, al mismo tiempo, ampliar su autonomía y su rendimiento”, dice Thomas Schmall, responsable de Tecnología del Comité Ejecutivo del Grupo Volkswagen. “Esto hará que, finalmente, la movilidad eléctrica sea asequible y se convierta en la tecnología de propulsión dominante”. Aparte de la producción propia prevista, se esperan reducciones de costes significativos gracias, principalmente, a la nueva celda unificada. Esta se lanzará en 2023 y se instalará en el conjunto de marcas y en hasta el 80% de vehículos eléctricos del Grupo en 2030. Se obtendrán ahorros adicionales mediante la optimización del tipo de celda, el despliegue de métodos de producción innovadores y la consistencia del reciclado.

De esta forma, Volkswagen quiere reducir gradualmente los costes de las baterías del segmento de entrada en hasta un 50%, y en hasta un 30% en el segmento de volumen. “En materia de baterías, también aprovecharemos nuestras economías de escala en beneficio de nuestros clientes. De media, reduciremos el coste de los sistemas de baterías significativamente por debajo de los 100€ por kilovatio hora. Esto hará que, finalmente, la movilidad eléctrica sea asequible y se convierta en la tecnología de propulsión dominante”, dice Thomas Schmall.

Integración de la cadena de valor

Además de la celda unificada y de la continua expansión de la producción propia, la nueva hoja de ruta tecnológica del Grupo también se centrará en integrar más pasos a lo largo de la cadena de valor, incluyendo el reciclaje industrial. Junto con determinados socios estratégicos, Volkswagen quiere, por lo tanto, asegurarse el suministro a largo plazo de celdas para su ofensiva eléctrica. Se esperan avances en capacidad de almacenamiento y de carga rápida, además de los ahorros de costes. La nueva celda unificada prismática también ofrece las mejores condiciones para la transición a la celda en estado sólido – el siguiente salto cualitativo en tecnología de baterías, que Volkswagen espera dar a mediados de la década. El Grupo prioriza de forma consistente las alianzas estratégicas y el uso eficiente de los recursos, tanto en materia de baterías como en materia de carga. El Grupo se adhiere a sus objetivos financieros estratégicos y sigue apuntando a un ratio de capex de cerca del 6% para el 2025, y a un cash flow neto anual de más de 10.000 millones de euros en su negocio principal de automoción.

Ampliando la red mundial de carga rápida: alianzas con BP, Iberdrola y Enel

La ofensiva de baterías de Volkswagen se acompañará de la expansión a gran escala de la red de carga rápida. Junto con sus socios, la compañía tiene la intención de operar cerca de 18.000 puntos públicos de carga rápida en Europa en 2025. Esto supone multiplicar por cinco el tamaño de la red de carga rápida respecto a su tamaño actual, y equivale a la tercera parte de la demanda total prevista para el continente en 2025.

Esto se llevará a cabo mediante una serie de alianzas estratégicas, además de la joint venture IONITY. Volkswagen quiere establecer cerca de 8.000 puntos de carga rápida en Europa junto con BP. Se instalarán puntos de carga rápida con una capacidad de carga de 150 kW en un total de 4.000 gasolineras BP y ARAL, la mayoría de ellas en Alemania y Gran Bretaña. En colaboración con Iberdrola, Volkswagen cubrirá las principales rutas de tráfico en España. En Italia, Volkswagen quiere colaborar con Enel para establecer la red de carga rápida a lo largo de autopistas y en zonas urbanas. Volkswagen invertirá cerca de 400 millones de euros en el conjunto del programa europeo hasta 2025. Las demás inversiones correrán a cargo de socios externos.

Volkswagen también ampliará la red pública de carga rápida en EE.UU. y China. Electrify America tiene previsto instalar cerca de 3.500 puntos de carga rápida en América del Norte hasta finales de año. En China, Volkswagen tiene planeados 17.000 puntos de carga rápida hasta 2025, a través de la joint venture CAMS.

Volkswagen hará del coche eléctrico una parte del sistema eléctrico

En el futuro, Volkswagen tiene la intención de integrar el coche eléctrico en los sistemas eléctricos privados, comerciales y públicos. Esto permitirá almacenar la energía verde del sistema de energía solar en el vehículo, y retroalimentar la red doméstica si es necesario. No solo los clientes serán más independientes de la red eléctrica pública, sino que también ahorrarán dinero y reducirán las emisiones de CO2. Los modelos basados en la plataforma MEB de Volkswagen serán compatibles con esta tecnología a partir de 2022. Volkswagen también ofrecerá un paquete completo con todos los módulos y servicios digitales – de la wall box bidireccional a la gestión de la energía. Asimismo, la tecnología pronto podrá usarse a gran escala – como, por ejemplo, en edificios residenciales, negocios o en la red eléctrica general.

 

Fuente: Volkswagen